miércoles, 6 de junio de 2012

LA MATEMÁTICA Y COCA COLA





Para muchos la matemática es un enorme problema. Puede ser  fastidioso y traumatizante. Incluso, puede llegar hasta el punto de causar pánico. ¡Cálmate!, ¡Relájate! La matemática puede ser divertida. Sólo tienes que despejar tu mente  y jugar con los números. Y trata de olvidar esas lagunas y océanos mentales.

¿Sabías que con la COCA COCA y el HIELO HIELO puedes aprenderte las razones trigonométricas?

¡Claro que sí!

Te mostraré.

                           Sen A= CO                  Cot A= CA
                                       h                                co

                          Cos A= CA                    Sec A= H
                                      h                                ca

                          tan A= CO                     Csc A= H
                                     ca                                co           (1)
                         
 Te explicaré cómo usarlo.

 Colocas las 6 funciones y en la parte superior de cada función (empezando de Seno hasta Cosecante) vas colocando sílaba por sílaba. Al final formaras la palabra COCA luego la repites y después colocas  HIELO y la repites también. En la parte inferior haces lo mismo solo con una leve diferencia. Lo harás de la última función hacia la primera (de Cosecante a Seno). La CO es cateto opuesto y CA es cateto Adyacente y  H la hipotenusa. Interesante, ¿verdad? ¡Pruébalo!

Pero antes de conocer este método mi vida era diferente. Al inicio las clases en el aula fueron aburridas, y desesperantes ¡imagínate!  Eran en la tarde y hacía mucho calor y la pizarra ni la puedes ver bien por el reflejo del sol. Ni ganas de escribir la clase daban. La verdad deseaba que pasara rápido el tiempo. ¿Sabes por qué? Porque de lo visto en clase eran los laboratorios solo con diferentes números. Y para terminar de rematar, lo que me daba cólera es que ni teníamos clases. A lo mucho media hora y para afuera. Eso sí me enojaba. No creas que por estar en el aula y recibir la clase.

¡No! Sino porque yo venía de Santa Ana a la clase de matemática y me tardaba más en llegar que en  salir de clase. ¡Eso si es traumático!

Por eso empecé a buscar la manera de hacer divertida la matemática. Busque recursos que se me hacía fácil para aprender. Y llevar un orden a la hora de resolver los ejercicios. Eso fue una gran clave para mí ¡pero! Antes de encontrar la gloria en ese recurso. Tuve varios tropiezos.

Un día de tanta la confianza que teníamos con mis compañeros  nos fue muy mal. Un  martes, recuerdo bien. Teníamos laboratorio grupal. Nos apresuramos, nos confundimos, y  no nos alcanzó el tiempo. ¡Fue un caos! Nos sacamos 3. Como dicen de los errores se aprende. ¡Y así fue! Por eso desde ese día, aunque sean muy aburridas las clases ya no nos confiamos y ahora hacemos los laboratorios con calma, con todo el tiempo del mundo. De todas maneras la Arquitecta Ana Martínez,  siempre nos quedaba debiendo tiempo de clase. A la hora del laboratorio lo recuperábamos.

Terminamos el ciclo y todo sigue igual, las clases duran menos de media hora, los laboratorios iguales que las clases y todo sigue el mismo rumbo. Y Yo buscando formas en que puedo aprenderme las fórmulas y conceptos de manera divertida. Porque la matemática la tenemos en todo lugar y momento y bueno hay que utilizarla  siempre.

Pero algo que si es muy cierto es que desde que encontré el recurso de la coca coca y hielo hielo. Ya no dejo de utilizarla. Como dice un buen dicho salvadoreño. ¡Si no puedes contra ella úneteles!




Por: Abigail Alas
 (1)       Método del Lic. Mauro Hernádez.

2 comentarios:

  1. no tendras mas matemáticas aplicadas en el ámbito de finanzas, estadísticas, etc.?

    ResponderEliminar